martes, 23 de abril de 2013

Conocemos más del jamón y sus calorías

Las calorías del jamón


En artículos anteriores hablábamos del jamón ibérico y nutrición, de sí el jamón ibérico no engorda o de las propiedades del jamón serrano, pero hasta ahora no habíamos profundizado en las calorías del jamón y las formas de consumo del jamón y su valor calórico. Existen diferentes tipos de jamón y cada uno de ellos presenta unas propiedades nutricionales.

Empezaremos por uno de los más consumidos. El jamón serrano. El análisis nutricional de una ración de 50 gramos, aproximadamente, de jamón serrano muestra que contiene un 37% de grasas y un 63% de proteínas, el índice de calorías se marca en 68 Kcal. Esto quiere decir, que unas dos lonchas de jamón serrano aportarían al cuerpo prácticamente 70 calorías. Las calorías del jamón serrano son calorías derivadas de las proteínas, ya que se trata de un alimento que no contiene hidratos de carbono.

El jamón cocido es otro de los protagonistas, sobretodo en las meriendas de los pequeños de la casa o cuándo buscamos dietas bajas en grasa. En cambio, el jamón cocido aporta más calorías que el jamón serrano. Por cada 100 gramos de jamón cocido el cuerpo recibe más de 20 gramos de grasa, 15 gramos de proteínas, 0.9 gramos de carbohidratos y 250 kcal.

El jamón de pavo, un desconocido para muchos, es un gran aliado para una dieta equilibrada. Se trata de un jamón con pocas calorías, tan solo 88 Kcal por cada 100 gramos de jamón de pavo. El jamón de pavo contiene 17,1 gramos de proteínas y, tan solo 1,6 geamos de grasa, además de 58 mg de colesterol.

Y, no podíamos obviar el jamón de cerdo cocido. Es uno de los jamones con mayor índice de calorías. Por cada 100 gramos de jamón cocido de cerdo el organismo recibe más de 230 kcal y más de 18 gramos de grasa y, aporta 16,4 gramos de proteínas.

Y, si nos centramos en el máximo exponente de la exquisitez... hablaríamos del jamón de bellora, un placer para el paladar, un lujo para el olfato y un sentido saludable para el organismo. El jamón de bellota es un alimento bajo en grasas y con un complejo vitamínico muy elevado. Si lo comparamos con otras carnes frescas, el jamón ibérico de bellota contiene un 50% más de proteínas que el resto de carnes frescas.

¿Por que es bajo en grasas el jamón de bellota? La crianza del cerdo en libertad y la alimentacion de estos cerdos ibéricos exenta de pienso, concentrados y productos elaborados hacen que los cochinos estén sanos y no concentren grasas saturadas antes de la matanza. Además, el proceso de curación del jamón y secado tradicional del jamón lo convierte en un alimento puro, sin haber sufrido manipulación alguna. [Ver jamón ibérico tipos]

Contenido nutricional de 100 gramos de jamón ibérico de bellota: 57 gramos y medio de agua, 28 gramos y medio de proteínas y 14,5 gramos de grasa. No contiene hidratos de carbono. Además ofrece al organismo vitaminas del grupo E, vitaminas del grupo B (especialmente B1 y B2), hierro, magnesio y, principalmente fósforo.  ¿Cual es la mejor forma de reforzar las propiedades del jamón ibérico de bellota? Con tomate. Es el mejor aliado. Combinar el jamón ibérico de bellota y el tomate multiplicará por dos las propiedades de esta delicatessen española.

Enlaces relacionados con Conocemos más del jamón y sus calorías:
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...